Y vio Dios que era bueno

Fosi Vegue

Podríamos tomar esta frase del Génesis como la primera certificación de calidad de la Historia. Ahora los filósofos contemporáneos argumentan que vivimos un momento caracterizado por una falta de fundamentos, no existe una base estable sobre la que construir nuestra realidad. Estamos en caída libre.

Reproduciendo un escenario que actúa como amplificador de nuestra problemática, nos encontramos en una dimensión que anuncia el desenlace final: nuestra existencia en una especie de súper-realidad en la que hemos perdido la voluntad y la capacidad de acción.

Proyecto en proceso.